Consumidor 5.0: Qué es y qué retos supone

 In Retail

En post anteriores hablamos de cómo los hábitos de compra han cambiado, y es que en la era digital todo es dinámico y evoluciona constantemente. Es el caso de los consumidores, que no dejan de modificar su comportamiento con respecto al sector del retail. Por ello, el instituto independiente de investigación de mercados IPSOS presentó hace unos meses el nuevo perfil de consumidor, el Shopper 5.0., aquel que precisa del Infinity Channel, o lo que es lo mismo, el canal infinito, para moverse con total autonomía y tomar sus decisiones.

Para este comprador tienen la misma importancia tanto el producto en sí como la experiencia obtenida antes, durante y después de conseguirlo. Debemos partir de la base de que el Shopper 5.0. es considerado un usuario, puesto que todo lo que quiere lo puede conseguir con un click. Además, está constantemente informado e hiperconectado, lo que indica que es un cliente claramente digital. Así, para este nuevo consumidor, la tecnología es una gran aliada para efectuar las compras, ya que ofrece la simplicidad que necesita y es la herramienta perfecta para conseguir un canal infinito en el que no hay límites entre los diferentes canales.

CÓMO ADAPTARSE AL CONSUMIDOR 5.0

Este perfil conlleva un gran reto para las empresas del sector del retail, el más afectado por este tipo de consumidor. Las marcas deben conseguir crear un entorno natural en el que no haya ni límites ni departamentos ni diferenciación de canales. Es igualmente importante cambiar la relación con el consumidor, ya que el canal infinito permite prescindir de intermediarios para mejorar la relación directa con el cliente. Es evidente que lo digital está totalmente integrado en el proceso de compra; sin embargo, a este nuevo perfil 5.0. no le importa que la transacción final se haga en una tienda física, lo que obliga a la tienda física a interactuar de otra manera con cliente y a crear una experiencia distinta.

Para conseguir este objetivo, las empresas deben ser más ágiles, más rápidas y trabajar de forma menos departamentalizada para contribuir a la adaptación del sector del retail al nuevo consumidor. Una manera de hacerlo es mediante el Showrooming, una tendencia que cada vez se extiende más que consiste en que las tiendas físicas solo exhiben el producto y aconsejan sobre él a través de charlas y eventos. No se puede comprar, si no que se encarga el producto para que lo envíen a casa del cliente o se compra directamente por la página web o la aplicación de la tienda. Mediante esta práctica, el Shopper 5.0. obtiene lo que quiere: puede probar y tocar el producto y luego lo puede adquirir por el canal digital, con todas las comodidades que ello conlleva (mejor precio, envío al domicilio, promociones especiales, etc.).

CONCLUSIÓN

En definitiva, el consumidor 5.0. es un perfil de comprador que necesita una nueva experiencia cada vez que quiere obtener un producto, unir todos los canales formando un canal infinito que le permita total libertad y autonomía y ayudarse de la tecnología para que el proceso de compra sea más sencillo. Igualmente, las empresas del sector retail deben adaptarse a este nuevo cliente mejorando su relación con él, aunando los diferentes canales para crear una experiencia única y respetar la tendencia claramente digital de este consumidor modernizando la tienda física.

Este no va a ser un proceso sencillo ni rápido, ya que las marcas deben adaptarse al Shopper 5.0. pero siempre respetando al resto de consumidores existentes en el mercado. Los cambios nunca fueron fáciles, pero con la ayuda de la tecnología las tiendas evolucionarán, ya sea mediante el Showrooming o a través de diferentes prácticas que hagan que la experiencia de compra sea totalmente distinta a lo que conocemos actualmente.

Start typing and press Enter to search

Claves para la digitalización de tu tienda física