10 tipos de consumidores que han entrado en tu negocio alguna vez

 In Marketing

En la entrada anterior hablamos de la importancia del SEO, pero no se puede obtener un buen posicionamiento sin saber qué contenidos deben generarse y para ello es imprescindible conocer los tipos de consumidores que hay.

Los cambios en los hábitos de consumo en España van cambiando a pasos agigantados. Así lo demuestra un estudio de PwC que declara que los consumidores acuden, al menos, una vez por semana a establecimientos de tiendas físicas para adquirir algún producto. Esto es casi un 50% más que hace cuatro años. Además, también ha aumentado la compra por el canal digital, ya que aproximadamente el 30% de los consumidores entrevistados hacen sus compras por canales digitales, ya sea en páginas web o en app. Pero no solo se han notado diferencias en el comportamiento en cuanto al consumo, sino que también han cambiado los productos y servicios adquiridos. Según el mismo estudio, el 41% de las compras online son de ropa; el 40%, productos de ocio como libros y videojuegos; y el 27%, artículos electrónicos.

ENTONCES, ¿QUÉ TIPOS DE CONSUMIDORES HAY?

Teniendo en cuenta estos nuevos hábitos de consumo, es más que recomendable conocer qué tipos de consumidores existen para saber cómo enfocar una campaña o saber cómo actuar en el caso de que alguno de ellos llegue a la tienda.

Los que compran sin pensarlo dos veces

En esta categoría se encuentran los clientes más viscerales, los que compran siguiendo sus impulsos:

  • Compulsivo

Es aquel consumidor que no tiene control sobre sus gastos. Compra por impulso sin tener en cuenta el precio e incluso suele estar influido por su estado de ánimo. Sin embargo, una vez realizada la compra tiene sentimiento de culpa y arrepentimiento, ya que, normalmente, suelen ser compras innecesarias.

  • Impulsivo

Es prácticamente igual al anterior, pero este tipo de consumidor no muestra arrepentimiento por los productos adquiridos, sino que justifica sus compras declarando que son útiles y necesarias. Tanto este como el compulsivo se dejan llevar por las ofertas en tiendas físicas y en canales digitales.

  • Sugestionado

Es el consumidor que compra los productos en base a la publicidad que haya realizado la marca. Confía ciegamente en los beneficios prometidos y adquiere el producto sin tener en cuenta el precio o la calidad del mismo. Normalmente ni siquiera tiene la necesidad de comprar ese producto, pero puede surgirle de manera impulsiva al ver un anuncio o slogan publicitario.

  • Conformista

Se cataloga así al consumidor que compra lo que necesita cuando lo necesita. A diferencia del anterior, este no compara ni reflexiona sobre el producto, simplemente va a buscar lo que precisa y cuando lo encuentra lo compra sin importarle la marca, el precio o la oferta que haya.

  • Ostentoso

Aquel que compra lo que considera que le dará un estatus social o mejorará el que ya tiene. Normalmente se decanta por productos y servicios de marcas de alta gama sin importar gastar una gran suma de dinero. Se trata de un comprador más bien impulsivo que se deja influir por terceros.

Los que compran pensándolo más de dos veces

En esta categoría se encuentran los clientes que en vez de comprar por impulsos, lo hacen preguntándose cuál es su necesidad y cómo pueden satisfacerla:

  • Racional

Se trata de un consumidor que reflexiona sobre los pros y los contras de un producto. No se deja llevar por ofertas o por impulsos, ya que busca una relación calidad/precio. Suele comparar el mismo producto en diferentes tiendas o marcas, por lo que los canales digitales son clave para este consumidor dado que es más rápido encontrar el mismo producto en diferentes páginas y además puede conocer las opiniones de otros consumidores.

  • Experimental

Es aquel consumidor que se muestra interesado en conocer nuevas marcas y productos. Actúa como líder de opinión, ya que puede relatar su propia experiencia. Puede o no estar influido por terceros y no suele reflexionar sobre si lo necesita o cuál es la relación calidad/precio.

  • Escéptico independiente

Se trata de aquel que odia las compras. Solo cuando tiene la necesidad de un producto va a adquirirlo, pero si puede lo delega en otra persona. No es para nada impulsivo y tampoco se deja llevar por las ofertas o estrategias de marketing de las marcas.

  • Consumidor privado

Su objetivo principal es la satisfacción de su ámbito familiar. Prefiere la tienda física para poder manipular el producto antes de adquirirlo. Tiene en cuenta el precio, pero siempre prima la calidad, ya que busca lo mejor para su casa.

  • Organizacional

Aquel consumidor que adquiere una serie de productos para desarrollarse en un ámbito laboral o académico. Debido a una circunstancia temporal de su vida necesita diferentes productos que él cree que serán relevantes para este nuevo ámbito. Tiende a buscar productos de alta gama, ya que considera que serán mejor.

CONCLUSIÓN

Estos son, mayoritariamente, los tipos de consumidores que se pueden encontrar actualmente en el mercado. Bien es cierto que existen estudios de marketing que se actualizan cada poco tiempo para tener siempre en cuenta qué tipos hay para poder tener éxito en las campañas y en la venta de productos. El estudio del comportamiento del consumidor y sus tipos es clave para todo tipo de empresas, en el caso de la tuya ¿cuál crees que es el más habitual?

Start typing and press Enter to search

Claves para el posicionamiento web