Responsabilidad Social Corporativa: hoja de ruta de cara a la nueva década

 In Responsabilidad Social Corporativa

En 2019, los desastres medioambientales y las manifestaciones sociales reflejaron la problemática de la humanidad para proteger tanto al medio ambiente como a las personas, lo que llevó a algunas personas a preguntarse si los sistemas globales en la que vivimos actualmente aún eran viables.

Muchos fueron los problemas que hemos tenido en el año 2019. Desde los incendios en la Amazonía, Indonesia y Australia, hasta las protestas generalizadas en Hong Kong, Chile, Irak e India. En cada uno de esos desastres medioambientales o manifestaciones sociales, la palabra “crisis” siempre ha estado presente en los medios de comunicación y en los discursos de los líderes políticos. Y, por tanto, multitud de agentes sociales se preguntaron si esto haría que los objetivos de sostenibilidad globales, que nos hemos propuesto como humanidad, fueran inalcanzables.

Sin embargo, en respuesta a estas cuestiones, la gran característica que ha definido el año 2019 y que seguirá determinando el año 2020, fueron todas aquellas personas que exigieron una mayor responsabilidad a los gobiernos y las organizaciones. A causa de la creciente presión de los ciudadanos y los consumidores, las empresas y las instituciones públicas están modificando y renovando sus políticas respecto a la responsabilidad social para así introducir nuevas pautas, para que el mundo en el que vivimos, sea más sostenible.

En los últimos años, ha habido un cambio en materias de Responsabilidad Social. Las empresas que antes no tenían relación con los temas sociales de su entorno, ahora están apostando por la Responsabilidad Social Corporativa. Los directivos o líderes de las compañías tienen más probabilidades hoy en día de adoptar una postura directa sobre los problemas del entorno al compartir mensajes personales tanto externa como internamente. Las empresas actuales asimilan que sus clientes y empleados esperan acciones sociales, y muchas corporaciones aciertan apostando por la responsabilidad social para garantizar el compromiso con la marca y los empleados. No obstante, alinear ciertas organizaciones con algunos problemas sociales pueden ser contraproducente si no se hace con cuidado y con autenticidad.

Responsabilidad social de las empresas y el cambio climático

Uno de los puntos que hay que tratar es que, cada vez más en los últimos años, es difícil no ver el cambio climático como un gran factor que afecta a las poblaciones más vulnerables del planeta. Problemas como el acceso a alimentos, agua potable, problemas de vivienda o crisis humanitarias, hacen que el cambio climático ya esté comenzando a afectar a las poblaciones más vulnerables de nuestro mundo, y continuará si no comenzamos a concienciarnos y a transformar nuestra manera de actuar. Sin embargo, las empresas están realizando cambios en sus compras, en su propia reducción de desechos y en las causas en las que participan. Por tanto, existe una evolución de las empresas hacía la responsabilidad social y podemos esperar que esto aumente cada vez más en la próxima década.

rsc-cambio-climático

Asimismo, si una empresa tiene una gran capacidad y rapidez en desplegar asistencia y cooperar con las partes interesadas en caso de crisis, creará inmensas oportunidades para las empresas. Al mismo tiempo, los consumidores apostarán cada vez más por las corporaciones que adopten posturas e ideas sobre el cambio climático y proporcionen planes para mitigar su impacto.

Otra de las grandes evoluciones en la responsabilidad social corporativa es que las empresas que operan a nivel mundial están reconociendo la importancia de los mercados locales. Adicionalmente, las organizaciones intentan participar en actividades que beneficien a las comunidades locales mediante iniciativas de responsabilidad social y a su vez generar beneficios para la corporación. Un ejemplo serían los relacionados con los intentos de involucrar a los empleados en las propuestas de compromiso social. Es una tendencia que se use el micro-voluntariado para permitir a los empleados ofrecer sus esfuerzos como voluntarios y hacer contribuciones positivas a la comunidad.

Políticas de igualdad de género en las empresas

igualdad-rsc

Ya hay muchas empresas que están llevando a cabo políticas acordes al objetivo número 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la igualdad de género. Las organizaciones tienen un papel muy importante para avanzar en la igualdad de género y hacer cumplir este objetivo. Por ejemplo, al adoptar políticas de igualdad en el interior de una empresa tienen un 21% más de probabilidades de registrar ganancias superiores a la media de empresas con niveles bajos de mujeres en sus filas.

¿Puede una empresa ayudar a detener la pobreza mundial?

La participación del sector privado para paliar uno de grandes Objetivos de Desarrollo Sostenible, la erradicación de la pobreza también se está produciendo progresivamente. Es verdad que no hay mucho que una empresa por sí sola pueda hacer para reducir la pobreza de un país o comunidad. Sin embargo, trabajar con los gobiernos nacionales para estimular el crecimiento económico de las personas más necesitadas es de interés tanto para el Gobierno como para las empresas.

pobreza-ods

Un ejemplo de iniciativa de este tipo sería Feeding America. Se trata de bancos de alimentos locales donde instituciones públicas, empresas o personas colaboran para tratar de solucionar el problema de la pobreza en Estados Unidos. Impulsar las economías locales donde las organizaciones tienen actividad mediante el apoyo a pequeñas empresas locales y también formando y contratando a personas en situación de vulnerabilidad es de igual manera un punto importante para mejorar este objetivo.

Economía circular en la producción y consumo responsables

Será tendencia incorporar el ODS 12, producción y consumo responsables, en la visión empresarial. Mediante la aplicación de la llamada economía circular en la organización, se ayuda a la prevención, reducción, reutilización, reciclaje y valoración de residuos. También se combate el desperdicio alimentario en toda la cadena de valor y se reducen las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción, distribución y suministro, en colaboración con proveedores, consumidores, minoristas y gobiernos. Por ejemplo, la empresa estadounidense Nike se ha propuesto utilizar materiales reciclados para la mayoría de sus productos.

Consumidores y empresas cada vez más concienciadas

Los clientes quieren gastar en aquello que esté acorde con sus valores. Y eso lo saben las empresas. Hoy en día ya existen maneras de permitir a las personas consumir de acuerdo a sus valores o creencias. Por ejemplo, una persona tal vez no quiera consumir nada que contenga plástico o productos que se producen en países donde predomina la mano de obra barata.  Las compañías están escuchando cada vez más a sus clientes y ya son capaces de entender qué es lo que prefieren y adaptarse a los gustos de su audiencia o potenciales clientes.

Los nuevos consumidores y la responsabilidad social corporativa

millenials-rsc

Respecto a los consumidores, para los nuevos tipos de usuarios, los millenials y la “Generación Z”, la responsabilidad social corporativa cada día se vuelve más importante. Las nuevas generaciones de clientes piensan que las empresas deberían invertir más recursos en que la sociedad en la que viven mejore y también que busquen soluciones para colaborar en esas soluciones. También creen que las corporaciones deberían compartir con el resto del mundo cómo llevan a cabo las iniciativas para que las demás organizaciones tomen ejemplo.

Transparencia en las empresas

Durante mucho tiempo, se ha esperado que las empresas evolucionen y comuniquen informaciones constantes con sus clientes, proveedores, y su entorno, pero esas comunicaciones no siempre son suficientes. Con la extensión global de las redes sociales, y las llamadas noticias falsas o comunicaciones erróneas, todas las partes del mundo empresarial no solo buscan la verdad, sino que la exigen como requisito para hacer negocios. De hecho, se hace más énfasis en colaborar con auditorías externas para verificar que la información que comparten las empresas sea transparente y precisa. Además, las corporaciones que propagan prácticas de transparencia profesional, protegen la igualdad en el lugar de trabajo y luchan contra la corrupción, son respetadas y parecen más atractivas para los accionistas. Todas estas políticas aumentan la productividad del trabajador y el ambiente es mucho mejor, además de que el trabajador se sentirá más identificado con esa organización.

RSC y transformación digital

Aunque la transformación digital nos ofrece multitud de posibilidades, también es imprescindible tener en cuenta cuestiones como la responsabilidad social en todas las acciones que hagamos. La transformación digital no siempre quiere decir que se haga de forma responsable. Ejemplos como que los datacenters son los que más consumen electricidad en la era digital o que un móvil tenga un consumo casi igual que una nevera o que un e-book gaste casi la misma energía que un móvil, nos da mucho que pensar.

transformacion-digital-rsc

Hemos mencionado un e-book y su problemática respecto a la electricidad que consume, pero, por otro lado, un gran ejemplo positivo de la transformación digital es la reducción del uso de papel. Los e-books contribuye de manera positiva a esta mejora. Pero otras tecnologías como la computación en la nube que suministran servicios y permiten el almacenamiento en la nube, han contribuido significativamente a la eliminación del uso de papel y el costo de almacenamiento y trituración. Además, empresas como Dropbox también brindaron a todos la conveniencia de acceder a documentos desde cualquier lugar y sin papeles. Los documentos están disponibles instantáneamente y no es necesario imprimirlos.

Información personal y responsabilidad social

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que, por primera vez en la historia, las nuevas generaciones tienen una huella digital desde el día en que nacen y crecen en un mundo que se recopilan datos acerca de ellos a través de formas cada vez más sofisticadas y, a veces, nefastas. Pero, la información personal que se recopila estará más regulada y los abusos tendrán penalizaciones cada vez mayores. Las compañías serán responsables de los datos que recopilen y vendan, y estarán en riesgo aquellas empresas que no busquen tener una transparencia proactiva o intenten crear un espacio digital seguro para los consumidores.

Existe la tendencia del “techlash“, que consiste en el escepticismo contra las grandes compañías tecnológicas como Alphabet (matriz de Google), Amazon, Apple, Facebook y Microsoft. La revuelta contra estas compañías viene de dos lados: el público, que teme una pérdida de privacidad, y los gobiernos nacionales, preocupados por la pérdida de poder. Esta tendencia puede que sea mayor entre los Millennials, cuyos valores personales pueden entrar en conflicto cada vez más con el manejo de datos personales por parte de las empresas.

Objetivos de Desarrollo Sostenible y las empresas

En el otoño del año 2015, las Naciones Unidas (ONU) adoptaron la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como una hoja de ruta para que los gobiernos y las empresas avancen hacia un futuro mejor. Constan de un total de 17 objetivos y 169 metas que se esperan que se alcance para el 2030. Los ODS son objetivos de aspiración y pretenden guiar, de modo coordinado, la acción mundial colectiva en los próximos quince años con el fin de adoptar medidas que consigan acabar con los grandes problemas del planeta; poner fin a la pobreza y a la desigualdad, proteger el medio ambiente; favorecer el desarrollo sostenible y garantizar que todas las personas tengan paz y prosperidad.

ods-rsc

En este contexto, la responsabilidad corporativa presenta una oportunidad única para que las empresas de todo el mundo contribuyan a los ODS. Ya no nos situamos en los tiempos donde el desarrollo social era responsabilidad de los gobiernos y las organizaciones sin fines de lucro, mientras que se pensaba que las empresas eran de naturaleza lucrativa. Las líneas se han desdibujado y han proporcionado a las empresas una ventana para aprovechar su experiencia, competencia administrativa y recursos para abordar los desafíos sociales y ambientales.

Por otro lado, es muy probable que alguien pueda manifestar dudas sobre la efectividad de la Agenda 2030 si se tiene en cuenta el impacto real de algunos tratados y convenios internacionales aprobados durante las últimas décadas y la falta de coherencia que se observa entre los anuncios y compromisos adquiridos por los distintos niveles de gobierno, grandes corporaciones empresariales, etc. Pero creemos que hay que darle un voto de confianza a estos objetivos a cumplir.

¿Qué empresas aplican los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Dicho esto, son muchas empresas que ya emplean la Responsabilidad Social Corporativa de cara a la Agenda 2030:

Una de ellas es la cervecera Estrella Damm. Durante el año 2018 esta empresa invirtió más de 4 millones de euros en actuaciones a favor del medioambiente. Poseen más de 12.000 m2 de placas fotovoltaicas para generar el equivalente a abastecer 1000 hogares. También ha reducido en un 37% el consumo de agua para la elaboración de sus bebidas mediante sistemas informáticos. Y se han propuesto eliminar el plástico sustituyéndolo con sistemas de embalajes fabricados con materiales biodegradables.

Otro ejemplo de empresas que están progresando en materias de Responsabilidad es Iberia. Esta compañía pretende reducir la huella de carbono en sus actividades y por tanto hacer cumplir el objetivo número 13, (Acción por el Clima) de la ODS. Con su proyecto “Volar más limpio” han adquirido 40 aviones que reducen hasta un 25% el consumo de combustible y se reducen también en un 25% las emisiones de CO2.

La multinacional financiera Visa, se ha propuesto hacer llegar a todas aquellas personas que no tienen acceso a servicios financieros debido a la pobreza extrema o simplemente por el sitio dónde viven. Ellos defienden que las poblaciones que no tengan acceso a productos financieros, les es difícil ahorrar o iniciar un negocio, comprar una casa o simplemente educarse. Esta iniciativa va muy ligada al objetivo número 1, erradicación de la pobreza, de los objetivos de Desarrollo Sostenible.

Además, existen organizaciones que se dedican exclusivamente a ayudar a cumplir alguno de los objetivos ODS propuestos. Por ejemplo, la empresa Watsan Envirotech fue fundada para favorecer el saneamiento de agua y proveer de agua y soluciones de saneamiento a las comunidades rurales y los barrios marginales de las ciudades de la India. El número 6 de los objetivos OCS es el del derecho al agua y el saneamiento del mismo.

Y, por último, GoFar por su parte ayuda a reducir las emisiones producidas por los vehículos. Además, ayuda a los a tener unos mejores hábitos de conducción y por tanto disminuir la contaminación.

Hemos hablado de ejemplos que algunas empresas llevan a cabo para mejorar su Responsabilidad Social Corporativa y estar a la par con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero nuestra pregunta es: ¿Tu empresa está llevando a cabo acciones a favor de las ODS? Si es así, ¿qué acciones lleváis a cabo?

Nosotros os proponemos algunos ejemplos que os pueden servir. En primer lugar, para ahorrar electricidad en vuestra empresa os proponemos regular la calefacción a 23º en modo calefacción y a 24º en modo refrigeración, además de acondicionar vuestro sistema de electricidad para ser eficiente energéticamente. Otra de las recomendaciones que os hacemos es reciclar todo el plástico utilizado y también reducir el uso del papel. Para reducir el uso del papel, como ejemplo, nuestra empresa usa la herramienta Unisigner para agilizar el proceso de firma electrónica y, por tanto, no depender del uso del papel para ello. Si vuestra empresa usa equipos electrónicos e informáticos es conveniente reciclarlos y no adquirir nuevos equipamientos. También aconsejamos que los empleados compartan coche para acudir al puesto de trabajo o incentivarles a usar el transporte público. Estos son algunos pequeños consejos que pueden hacer el mundo empresarial más sostenible y mejor preparado para el mercado.

Start typing and press Enter to search